Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2005

El lagarto de oro de Hato Grande

Imagen
Cuentan los chontaleños que en el Cerro Hato Grande existía una laguna con un lagarto de oro que no muy pocas personas querían capturar, atraídos en su mayoría por el brillo de la avaricia. Desde lejanas tierras venían con toda clase de ideas y proyectos para atrapar al dorado animal, pero éste parecía poseer una inteligencia inusual al escapar todas las estudiadas trampas.

Dicen que un buen día un campesino decidió ofrecerle a la Virgen de la Asunción un altar y una corona de oro si le permitía la gracia de capturar al deseado animal. Dicho y hecho, con la fe puesta en la virgencita, se lanzó a la gran conquista del tesoro anhelado. Su deseo se cumplió, pero cuando ya tenía al lagarto sujeto por la cola, se arrepintió de su promesa, dejó que su corazón se empapara de avaricia y dicen que exclamó: "¡Ahora que se friegue la virgen!"

En ese mismo instante una fuerza misteriosa le soltó al animal de sus manos que se escabulló en las profundas aguas de la laguna para jamás volve…

Cuentos de Monimbó

Imagen
Con una imaginación fantástica, los pobladores del barrio de Monimbó en la ciudad de Masaya son famosos por sus cuentos de ceguas y micas o chanchas brujas.  Narra don Juan Bautista Jiménez Ortiz tallador artista de dicho lugar que "en aquellos tiempos, Monimbó se alumbraba con candiles, la gente pasaba y decía 'buenas noches' y se acostaba temprano, pero a medianoche se escuchaban pasos arrastrados en los senderos a orillas de las casas. Era la chancha bruja, cuyo sitio preferido para asustar era de Las Cuatro Esquinas una cuadra arriba.  A mí me tocó vivir esa experiencia. Resulta que yo tenía una mi novia en San Juan, ahí por donde está ahora el Estadio Roberto Clemente. Una vez regresaba a eso de las diez u once de la noche de la visita y tenía que pasar por fuerza en ese lugar. No había luz sólo candilitos en ciertos lugares y una que otra lámpara de carburo. Venía con temor pero haciéndome el muy hombre. De repente sentí que todo el cuerpo me vibró, oí el hociquear de…

La leyenda del Cacique Chontal

Imagen
"Juigalpa, conocida como 'Tierra de caracolitos negros', cuenta con leyendas atrayentes para quienes las escuchan. Una de ellas habla sobre el cacique Chontal, líder de los indígenas de esta zona en tiempos de la Conquista, y del que se deriva el nombre de este departamento.

Se dice que era un jefe indio sumamente rebelde, indómito, que no aceptaba autoridad externa porque era extremadamente autónomo. Aunque no hay registros históricos sobre él, y los chontaleños conocen muy poco de su existencia y vida, el historiador Omar J. Lazo asegura que el cacique Chontal fue un guerrero que combatió fieramente contra los españoles, cuando éstos llegaron a estas tierras para conquistarlas.

En esas luchas y cuando ya los indígenas fueron diezmados, Chontal se echó a huir cargando un valioso tesoro. No se sabe tampoco qué contenía ese tesoro. Pudo ser oro, pero otros creen que pudo tratarse de reliquias religiosas, las cuales eran hechas en su mayoría de oro.

Chontal huyó y buscó refugi…

Chico Largo, el poderoso chamán de Ometepe

Imagen
"...Dice la tradición que durante el período colonial vivió en aquella zona Francisco Rodríguez, más conocido como Chico Largo, un joven alto, flaco, fuerte de ojos negros, cabellos lacios, nariz afilada y labios finos. Chico gustaba de pasear a caballo por la noche, y jamás se le conoció relación con mujer alguna, lo que acrecentaba el misterio en torno a su figura...

Chico Largo era un chamán muy poderoso, descendiente de los brujos indígenas más sabios, que tuvieron que irse de Rivas al llegar los colonizadores españoles, encabezados por Gil González Dávila, y cuyos descendientes viven aún en la isla. Al parecer, Chico Largo poseía increíbles poderes sobrenaturales y a él acudían tanto nativos como colonos en busca de sus favores mágicos.

Cuando alguien hacía un pacto con Chico Largo para obtener cualquier deseo, el brujo utilizaba sus artes para lograr lo solicitado; pero si una vez obtenido el favor no respetaban dicho pacto, éste los conducía a un extraño lugar, una especie…

Anécdotas de La Judea

La Judea tiene una historia de curiosas anécdotas. En Nindirí se comenta que don Pedro López, que salió de Jesús, se casó con la joven que había interpretado a María. En otra ocasión el que hacía de Diablo estaba jalando con María y antes de salir a escena estuvieron romanceando y ella salió con el rostro todo encontilado.

Cuando yo era niño, en Masatepe, recuerdo que cuando ya estaba montada la presentación de La Judea, faltando poco para la Semana Santa, se supo que María estaba embarazada de Judas y la barriga era tan notoria que se tuvo que suspender La Judea.

En otra ocasión uno de los soldados romanos era vendedor de pescado y andaba por las calles del pueblo, anunciando el producto al grito de: “El pescado mareño, el pescado mareño”. Todo fue que saliera al escenario del cine y todo el chavalero comenzamos a gritar: “El pescado mareño, el pescado mareño”, y el hombre se enojó tanto que se bajó y nos comenzó a seguir. La función fue suspendida por más de una ho…

Si pequeña es la patria, uno grande la sueña

Imagen
Pueblo vibrante, fuerte, apasionado, altivo;
pueblo que tiene la conciencia de ser vivo,
y que, reuniendo sus energías en haz
portentoso, a la Patria vigoroso demuestra
que puede bravamente presentar en su diestra
el acero de guerra o el olivo de paz.

Cuando Dante llevaba a la Sorbona ciencia
y su maravilloso corazón florentino,
creo que concretaba el alma de Florencia,
y su ciudad estaba en el libro divino.

Si pequeña es la Patria, uno grande la sueña.
Mis ilusiones, y mis deseos, y mis
esperanzas, me dicen que no hay patria pequeña.
Y León es hoy a mí como Roma o París.

Quisiera ser ahora como el Ulises griego
que domaba los arcos, y los barcos y los destinos.
Quiero ahora deciros ¡hasta luego!
Porque no me resuelvo a deciros ¡adiós!

Fragmento de Retorno
Rubén Darío [1907]

Para leer el poema completo haga click aquí.
(Foto: Monumento Poético a Rubén Darío, Managua, Nicaragua)


Cuentos de San Rafael del Sur

Imagen
El municipio de San Rafael del Sur también guarda sus historias, memorias increíbles de tiempos pasados donde encontramos personajes como el anciano don Manuel Gutiérrez Pilarte que con buen humor y entusiasmo se jacta no sólo de haber visto pasar la Carreta Nagua, uno de los espantos más temidos y antiguos de Nicaragua, sino que incluso, insiste haberse montado en ella hace más de medio siglo y aún sigue vivo para contarlo.

“Eran como las doce de la noche y todavía estaban en la mesa jugando cuatro muchachos, dos contra dos. En eso se oyó que por la calle venía rechinando algo, aquellos hombres salieron corriendo para sus casas y yo me quedé en el billar, esperando que pasara lo que hacía ese ruido y vi que era una carreta”, afirma el anciano. “Al pasar la carreta frente a la puerta del billar —continúa— yo me monté en la parte de atrás y cuando vi quién la iba guiando sólo mire que era un esqueleto, lleno de huesos, pero no sé por qué no me dio miedo y seguí sentado en la parte tras…

Las mágicas Cuevas de Salinas

Imagen
Ubicadas a unos cuantos kilómetros del Municipio de Camoapa, departamento de Boaco, las Cuevas de Salinas tienen fama de haber sido labradas por los duendes, según cuentan los pobladores de dicha región. Aquí algunos fragmentos que escribiera Auxiliadora Martínez acerca de este misterioso lugar:

"Una de las pocas comunidades indígenas del departamento de Boaco, que aún conserva algunas de sus costumbres y bellezas naturales, es la antigua comarca de Salinas, donde existe un conjunto de misteriosas cuevas que según la creencia de los lugareños, fueron construidos por los duendes. Las Cuevas de Salinas. Así las llaman los pobladores descendientes de los Ulwas, una tribu originaria de la zona de Matagalpa. (...) El historiador Julián N. Guerrero, en el diccionario nicaragüense, señala que fueron construidas por los aborígenes que habitaron el territorio, sin embargo, los parroquianos tienen la creencia que fueron labradas por los duendes. Alrededor de las Cuevas de Salinas han surgi…

Leyendas de Ocotal

Dicen que don Jorge Calderón Gutiérrez, poeta, músico, pianista, maestro y experto en minas, es el hombre con más memoria en Ocotal. Con más de 75 años de vida para estas fechas o "75 paquetes bien fumados" como dice él, sus lecciones de historia y sus relatos están llenos de la magia que sólo la experiencia puede brindar. Considero que nadie mejor que él para conocer un poco las tradiciones de ese bello departamento de nuestro país.
"Mi abuelita materna me contaba algunas (leyendas), pero la mayoría de ellas las conocí por boca de la servidumbre. Decían que La Sucia salía en el río, era una mujer gigantesca y huesuda, de pelo largo, que con voz chillona decía a cada rato: 'Tomá tu teta, tomá tu teta." Por esa mujer horrible los muchachos no nos bañábamos ahí después de las cinco de la tarde. También dicen que salían el duende rojo y el duende verde, a mí no me apareció ninguno de los dos, jamás, pero a la gente sí, y les siguen apareciendo. Esas visiones nunca …

Leyendas de Playa El Coco

Imagen
"Denis Calderón guarda en sus archivos la famosa historia del pirata Morgan, que se supone ocurrió en la Playa El Coco, donde se encuentra enterrado el famoso tesoro. 'Una gigantesca cadena de oro y un tesoro están enterrados en la Playa el Coco, a 20 minutos al Sur de San Juan, esperando al valiente que se atreva a retar al demonio y cumplir el ritual para sacarlo', narra el comienzo de la leyenda del tesoro del pirata Morgan, que ha sido recopilada por Calderón. 


Cuenta la historia que nadie sabe con certeza la fecha que Morgan 'asedió, asaltó y hundió un galeón español' y que posterior a eso, cuando encontró el tesoro, supuestamente este pirata lo enterró en la Playa el Coco, pues otros lo asediaban. Se supone que luego lo recuperaría. Se dice que durante 300 años el tesoro ha permanecido escondido a la espera de su rescate 'pero una fuerza misteriosa que se manifiesta en olas repentinas y la petición diabólica de dar un hijo a cambio del tesoro, ha disuadid…

El Sisimique y otras leyendas del Norte

Imagen
Hace algunos años leí un artículo interesante en La Prensa Literaria que narra algunas antiguas leyendas nacidas y alimentadas en nuestras hermosas montañas del norte. No quisiera que historias como el Sisimique, la Serpiente de los 3 Pelos y La Ciguacoatl entre otras, se nos pierdan en la memoria, especialmente los que no vivimos en Nicaragua. Así que transcribo aquí un par de ellas, y dejo el enlace del artículo completo para la persona que desee disfrutar la lectura en su totalidad.

El Sisimique
Contaban que siempre que comenzaba a oscurecer se aparecían dos enormes animales con cara de hombre, tenían los ojos rojos como llamas, una cola bien larga y se llamaban el Sisimique y el Sisimicón. Decían que estos animales se les aparecían a las muchachas solteras y que si les gustaban se las llevaban enrolladas con la cola. Donde primero se aparecían era en el río y después seguían el camino para la casa y que en camino iban llamando a las muchachas a las que les gustaba hacerle ojitos a …

Leyendas del mar de don Leoncito Lara

"Es sano para el espíritu escuchar las narraciones de los pescadores en los atardeceres, cuando han concluido sus labores y el mismo mar reclama un descanso. Mitos y leyendas surgen entonces, interminables, acompañadas de los sonidos eternos del océano. ... don Leoncito tiene cien años de vida, es un viejo moreno, alto y fibroso, rostro enjuto, requemado por mil soles. Sin duda es el patriarca de El Ostional, donde todo el mundo lo conoce y lo respeta, lo que incluye a su esposa de igual edad, doña Berta Lidia Collado, que sentada en un taburete escucha atenta hablar a su marido.  Una vez me fui a pescar con un amigo a esos lados de La Flor, por esos lados de El Coco. Cuando veníamos de regreso a eso de las cuatro de la tarde, vimos que salía, de allá de aquellas costas, una embarcación de vela. “Esos son los Pomares que andan pescando”, dijo mi amigo. “Podría ser”, le contesté. Pero me fijé que a pesar de ser de vela el bote venía a gran velocidad... Pero no rompía aguas, parecía…

La mujer encantada de El Ostional

Continúa don Leoncito Lara: “Siempre se habló en El Ostional (Rivas) de una mujer encantada, y es cierto, porque yo la miré. Estaba bien chavalo y vivía con mi abuela cuando una noche salí a hacer aguas, estaba la luna bien buena. Iba caminando en un claro de jícaros cuando casi me le paro sobre el estómago a la bendita mujer que estaba acostada boca arriba. Lo raro es que el pelo le caía hasta aquí (hace un ademán para señalarse la cadera), era alta, muy alta y blanca, vestido de blanco también, cara ‘ligueña’... De buen tipo era la mujer... Pegué el brinco y regresé a la casa todo chirizo del susto. ‘¿Qué te pasó?’, me preguntaron, Es que ahí en el patio hay una mujer así y asá. Salimos en grupo, pero, qué iba a haber nada, ya no estaba la mujer... Pero todavía aparece de vez en cuando. “Otra noche me dirigía donde una familia amiga que iba a matar un cerdo. Iba por un sendero cuando veo que otro hombre viene en sentido contrario, estábamos como a unas diez varas uno del otro cuando …