Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2011

El Muñeco y el Bomaco, animalitos en mi recuerdo

Escrito por Alcides Rojas Chavarría (n. en Managua, 1966)
En casa de mi abuelita Yeyita (q.e.p.d.), donde viví después del terremoto que destruyó Managua un 23 de diciembre de 1972, hubieron dos mascotas que forman parte del saco de recuerdos gratos que acumuló de mis años maravillosos de niñez. Fueron dos animales emblemáticos, el uno era un gato llamado “Muñeco” y el otro un perro conocido como “Bomaco”.
“Muñeco” fue un gato de color blanco, pero un blanco perfecto, sin ninguna mancha, sus ojos eran casi rojizos y tenía una cola hermosísima. Era de tamaño tan grande que parecía un gato montés. Con esto quiero dejar claro que "no era cualquier gato", de verdad que era un gato especial.  Era un cazador nato, pero no solamente de ratas y ratones, era capaz de cobrar mejores piezas de caza como garrobos negros, iguanas verdes y conejos de monte. Por lo general, siempre cazaba garrobos subiendo a un árbol de mamón enorme, un 'palencón' que soporto un rayo que…

Días de diciembre, días de navidad

En esta navidad, llena de hermandad Quiero compartir con ustedes pensamientos de felicidad.

Estos días me traen imágenes del pasado, En mi niñez veo triquitracas, bombas y algún cachiflín carbonizado, Que fueran quemados por algún despistado niño de mi poblado, Que  encendiera la mecha cuando pasaba don  Inocencio vado,
Para nosotros esas travesuras nos causaban risa, Sin entender a esa edad, que eso luego nos traerían momentos de prisa, Cuando la vida nos enseñara, que cada acción no se borra como tiza.
Los años pasan volando, por ello las ideas en mi mente vienen entrando.
Una vez me regalaron un tambor,   pero pronto lo rompí con un tenedor, Al año siguiente me dieron una bola de hule, era roja y estrellada, También pronto fue desollada, Ah! pero cuando me trajeron aquel robot, Me sentí como aquel actor del espacio, el Sr. Spot. Lo acaricie, lo admiré y en la noche lo guardé, Pasaron los días, dejó de moverse, y por eso me intrigué, Agarré un desatornillador, un martillo y lo desarmé, Pero el prob…

Jinotepe

Imagen
Jinotepe, mi querido pueblo,  Lo amo tanto, que al pensar en él de emoción tiemblo! Pero también quiero a otros poblados de Nicaragua, Pues no puedo limitar mi amor, como si me cubriera una piragua.
Me gusta el clima, las calles cortas y su parque, Aunque ya no tenga  agua su estanque. Recuerdo el día en que me fui en esa pileta de agua, Sentí que me iba en los guindos del crucero a Managua, Pronto lo olvidé, tenía  solo cinco años,   Medía tan poco, que ni alcanzaba los caños, Sí! Era gordo y chaparro,  Unos me decían que parecía  guijarro, Pero a pesar de eso era feliz, Brincaba de un lado a otro como codorniz,
En el parque también había un perezoso, Era una especie de pequeño oso, Vagaba entre las ramas, Moviéndose lentamente, como  telas de lanas, Recuerdo también a los zanates, Eran negros cual primates, Volaban y cantaban haciendo círculos en el aire, como si mostraran a alguien un desaire, Y los gorriones, graciosos  y juguetones,  entre las bancas se miraban como grandes botones, Y en frente …