jueves, mayo 11, 2006

Los coyotes y el cadejo de el Riguero

 Fragmento escrito por M. Haydee Brenes Flores

Las mujeres que habitaban el barrio Riguero sentían más temor de las manadas de
coyotes que todas las noches pasaban por la calle principal hacia lo que hoy es el
barrio Campo Bruce, en ese tiempo un lugar montoso, con puros charrales de
papaturros que daban formas a las supuestas apariciones que los hombres
aseguraban se veían por el lugar.

El cadejo negro era una de las apariciones que más comentario causaba porque
decían mataba a los perros que ocupaban los primeros vecinos para ir a cazar
venados, conejos, cusucos y codornices. "Este mismo perro negro con ojos
endemoniados seguía por los polvorientos caminos a los que salían por las noches
y les eran infieles a sus esposas, se alejaba de ellos hasta que le pedían perdón
e intercesión a la Virgen María que les enviaba al cadejo blanco para cuidarlos",
comentaron los vecinos.

Fragmento tomado de Los dias del coyote y la mona enamorada - END,
2 de septiembre de 2002