Retorno

Retorno

Cuantas veces habremos nacido?
para poder llegar a amarnos.
Poder acariciarnos, y besarnos
con nuestros manos, labios y bocas.
Cuantas regeneraciones errantes y perdidos
hasta que nuestros ojos pudieran contemplarse
reconocernos, y querernos.
He visto mas allá de tus ojos
los manjares que el amor aderezaba
en tu sonrisa hay soles recién nacidos
¡Que alegría! ¡que gozo! tener mi mano sobre la tuya
y sentir la vibración de tu sangre correr por tus venas.


Seguiremos el mismo sendero del tiempo mordaz
tomados de la mano,
quiero decirte todo lo que siento y no pude decirte
poner tu mano en mi mejilla y sentir tu calidez humeda
y recordarte aun,
como si nunca te hubiera conocido
para no sufrir el dolor y la angustia
de perderte otra ves.


Escrito por Alain Gracio
El melancólico
poeta nicaragüense